Tachenko

TACHENKO-GUSTAFF-CHOOS

Spotify · Myspace · LastFM · Youtube


Tachenko es un “grupo de pop” (tal y como ellos mismos se definen), porque su fin último es la búsqueda de la melodía perfecta, aún a sabiendas de que no existe. Que canta en castellano estupendas armonías vocales, unas letras muy por encima de la media del género, gracias al talento de Sebas Puente, aficionado a la literatura y la poesía desde muy joven y que ya cuenta con algún título editado, como Nos están dando pistas (Chorrito de plata, 08). También son un grupo de rock, capaz de demostrar toda la valía de sus siempre personales composiciones sobre el escenario. Entre la inocencia y la cruda realidad, han sido capaces de hacerse un hueco en la escena indie, aunque su condición puramente pop les convierte en carne para cualquier aficionado a la música de calidad. Y es que cada canción echa anclas en la memoria con gran facilidad, pues no dejan de ser unos verdaderos orfebres compositores pop de verdadera vocación popular.

Tachenko nació de las semillas de El Niño Gusano, banda zaragozana fundamental para entender la música alternativa española en los noventa, han editado cinco discos y tres EP hasta la fecha, el último, El amor y las mayorías (Limbo Starr, 2013) ya desde Limbo Starr, su actual sello, que se hizo con los derechos de los dos primeros álbumes y EPs y los reeditó en el doble CD Los años hípicos, además de acompañarse de un DVD con sus actuaciones en el festival Contempopranea de 2006 y 2008.

Si hay una banda con tablas en estos momentos dentro del pop esa es Tachenko, como lo han demostrado en sus giras en solitario y también junto a Micah P. Hinson. Canciones como “Escapatoria” “Vámonos” o “El respland’or” ya se han convertido en piezas clásicas, por hedonistas y brillantes. Cualquiera de sus directos no dejan lugar a dudas al respecto gracias a una paleta de colores repleta de magníficos juegos de voces y de sus siempre personales composiciones.

Discografía en Limbo Starr

Comprar CD/LP | Spotify | Itunes

El amor y las mayorías (Limbo Starr, 2013)

Con Tachenko hemos dado vueltas de campana, hemos visto ojos brillar,
hemos distinguido a kilómetros el rumor idiota de las Mayorías.
Por eso volvemos con convicción,
como apaches desgobernados que pretenden combatir
el sucio vandalismo de traje y reloj.
Con cuchillos pequeños.
Desde Zaragoza, y con Amor.

Tachenko, en busca constante de su Santo Grial, la canción pop perfecta, y siendo conscientes de que esta no existe, han dejado por el camino joyas que ya ocupan un lugar destacado en la historia del pop contemporáneo, como “Amable”, “El tiempo en los Urales”, “El golf”, “Hacia el huracán”, “Escapatoria” o “Yo no quiero sonar moderno”, por citar solo una por disco, que hasta la fecha son cuatro álbumes y tres EP.

La palabra que mejor los define es clase, para elegir la palabra correcta, el arreglo ideal, el ritmo, el tiempo…
Las labores compositivas recaen sobre todo en Sergio Vinadé y Sebas Puente, siendo éste el encargado de las letras, a estas alturas perfectamente reconocibles por su calidad, personalidad y sutilidad, apelando siempre a la lectura entre líneas para evidenciar una filosofía y actitud ante la vida que en su nuevo disco, El amor y las mayorías, quedan salpicadas inevitablemente por el panorama sociopolítico actual.

El álbum ha sido grabado íntegramente en Zaragoza, las bases en Luna Nueva y el resto del disco en La cafetera atómica por Rafa Domínguez. La masterización ha corrido a cargo de Iñaki Llarena.

Contiene doce canciones y las tres de adelanto han sido “Dame una pista”, con un pie en la pista de baile y mostrándonos una faceta hasta ahora desconocida; “Suerte y relámpago”, y “El amor, las mayorías” condensando en ella lo mejor de su libro de estilo.

LS0402

Comprar CD/Single 7″ con cupón descarga | Spotify | Itunes

Apúntame a mí primero (Limbo Starr, 2011)

Apúntame a mí primero es el título del último EP de Tachenko, con el que repiten la fórmula de producción que tan buen resultado les dio en su último álbum (Os reís porque sois jóvenes, Limbo Starr, 2010); es decir, lo grabaron en el estudio El Cariño de Zaragoza, y ha sido mezclado y masterizado en la soleada Malibú por Alfonso Ródenas. Contiene tres nuevos temas que, aunque suene a perogrullada, sólo podrían haber compuesto ellos; porque a estas alturas Tachenko son sinónimo de grandes canciones interpretadas con la solvencia de unos grandes músicos que, gracias a llevar años recorriendo los escenarios subidos a su “Bernardina” son un seguro tanto solos, como últimamente acompañando a su amigo americano, rebautizado como “mañicoh” P. Hinson. Porque eso es lo que son: unos verdaderos orfebres del pop, como sinónimo de cruzados en busca de su Santo Grial (la melodía perfecta), pero con la actitud de unos rockeros que miran a la vida de frente y con optimismo, sabiendo que ésta es demasiado corta como para andar con memeces. El EP (que será editado tanto en CD digipak como en vinilo de 7″ en edición limitada y numerada de 400 unidades) se abre con “Yo no quiero sonar moderno”. Poco que explicar que no lo haga el título, otra diana por su parte en este sentido. Un hit instantáneo que desde antes de la edición del disco ya se ha convertido en un clásico de sus conciertos. Le sigue “Armas tomad”, en la que recuperan la manera de hacer en sus dos primeros discos, con un regusto también a los añorados El niño gusano; y es que a estas alturas muy pocas cosas se pueden decir del saber hacer de Sergio Vinadé. La tercera lleva por título “El alud”, con sus arreglos de cuerdas y trompeta y su aire Love al servicio de otra gran letra de Sebas Puente; uno de los mejores, calificativo ganado a pulso, golpe a golpe, verso a verso… Y para cerrar, una auténtica sorpresa, su versión de “Mediterráneo” de Joan Manuel Serrat. Un mito en sí misma. Con todo el respeto, pero libres de todo complejo, ahí está el resultado para ser disfrutado.

LS0351

Os Reís Porque Sois Jóvenes (Limbo Starr, 2010)

Comprar CD/LP | Spotify | Itunes

Cuarto disco de los maños. Grabado en su nuevo y flamante estudio, mezclado en Los Ángeles por el ganador de dos Grammy Alfonso Ródenas y masterizado por Joe Gastwirt, insigne profesional que cuenta con trabajos para Brian Wilson o Paul McCartney entre una larga lista; por título: Os Reís Porque Sois Jóvenes. Sin duda su asalto definitivo a lo más alto del pop español, gracias a diez canciones como diez soles; nuevos himnos, contenidas emociones con repentinas y luminosas escapadas, belleza a manos llenas, cuidados juegos vocales, trabajadas letras y elaboradas melodías. Así es lo nuevo de Tachenko, un cuarteto tan sólido como creíble.

LS0261

Esta vida pide otra (Limbo Starr, 2008)

Comprar CD/LP | Spotify | Itunes

De título vitalista y abierto a lecturas personales -como toda su música-, fue grabado en el estudio de Paco Loco en El Puerto de Santa María, en soporte analógico, y con el grupo tocando en directo; así que se convierte en el mejor reflejo del excelente momento del grupo encima del escenario: directos -como en “El mundo se acaba” o “No hay ley que se sostenga”, melódicos -como en el primer single, “Hacia el huracán” o en “Exhibiciones”-, contundentes (“Protestas pacíficas”) y, cómo no, siempre ‘amables’, como su inolvidable primer hit. La firma de la casa queda patente en perfectas canciones pop construidas sobre la intensidad de una base más cohesionada que nunca, gracias al buen hacer de Edu Baos y Alfonso Luna, unas guitarras más afiladas y a las inconfundibles armonías vocales de Sergio Vinadé y Sebas Puente, quien destaca como nunca en la labor autoral, más seguro que nunca, y guiñando un ojo de vez en cuando a su admirado Calamaro (“Quemados por el sol”).

LS0291

Los años hípicos (Limbo Starr, 2009)

Comprar CD/LP | Spotify | Itunes

Los años hípicos, recogen los dos primeros álbumes (Nieves y rescates + Las jugadas imposibles) y epés (Amable + El tiempo en los urales) de Tachenko, remasterizados y reeditados en un bonito digipak triple con un DVD adicional que contiene sus actuaciones en el Festival Contemporánea de 2006 y 2008, además de sus vídeoclips. El personal universo de Tachenko estalla cual iniciático big bang en esta completa edición, un retrovisor enfocado a sus primeros pasos, una paleta de colores repleta de magníficos juegos de voces y de sus siempre personales composiciones, jugando entre la inocencia y la cruda realidad.